UN MENSAJE DEL SHERIFF AL LAMBERTI - NIÑOS AHOGADOS: OCURRE CON FRECUENCIA Y ES PREVENIBLE

Algunos de los mejores recuerdos del verano en el sur de la Florida son creados cerca del agua. Desde el agua cristalina de las piscinas a las olas picadas del Océano Atlántico, los residentes del Condado Broward siempre pueden disfrutar de un sin numero de oportunidades para navegar, nadar o ir de pesca. Pero cada año, algunos de esos recuerdos quedan manchados por muertes por inmersión que pudieron ser prevenidas. En la Florida, este tipo de muerte es la primera causa de muerte en niños menores de cuatro años.

Los niños naturalmente se ven atraídos por el agua. Si el adulto se distrae por tan solo un momento, el niño puede calladamente desaparecer bajo el agua. Si la atención del padre está enfocada en una llamada telefónica, o si la abuela se aparta de la piscina para revolver la comida, ese es suficiente tiempo para que la curiosidad de un menor lo lleve a salirse por la puerta trasera y caerse dentro de la piscina. Por lo general es un proceso silencioso. Casi nunca se escucha el zambullido o algún grito.

Como parte de nuestra iniciativa “S.P.L.A.S.H.,” que significa Supervisa, Protege, Lecciones, Alarma, Busca, Ayuda (por sus siglas en ingles), la Oficina del Sheriff de Broward está reforzando sus esfuerzos para reducir estas tragedias. El programa, específicamente diseñado por profesionales de primeros auxilios, busca educar a las familias a:

  • Siempre supervisar a los niños alrededor de los cuerpos de agua – manteniendo a los niños a un brazo de distancia.
  • Utilizar varios niveles de protección, incluyendo cercas con cierres automáticos, candados en las puertas y cobertizos sobre las piscinas y jacuzzi.
  • Los niños deben tomar lecciones de natación tan pronto puedan gatear.
  • Todas las puertas que lleven al cuerpo de agua deben tener una alarma para indicar cuando es abierta.
  • Cada vez que un niño desaparece, debe buscar en los cuerpos de agua inmediatamente. No sólo mire, busque bien.
  • Pida ayuda llamando al 911 de inmediato. Cada Segundo cuenta así que llame mientras revisa sus alrededores.


Aunque los ahogos primordialmente ocurren en las piscinas en vez del océano, puede tomar algunas simples precauciones para mantenerse seguros en alta mar. Los niños siempre deben portar sus chalecos salvavidas. Los accidentes ocurren rápidamente sin darle tiempo al adulto para ayudar. Los flotadores pueden ser la diferencia entre la vida y la muerte, especialmente para los niños.

Adicionalmente, recuerde comunicarle su ruta a alguien conocido así ellos pueden dirigir a la Oficina del Sheriff de Broward o a la Guardia Costera en el evento que usted no regrese a casa. Este debe incluir una descripción de su bote, donde planeaba ir, con quien y cuando pensaba regresar.

Usted puede obtener más información sobre medidas de seguridad en el agua visitando la página Web de BSO, www.sheriff.org. Ahí también puede mantenerse al tanto de noticias e información sobre nuestra agencia a través de nuestro portal en Facebook (Broward Sheriff’s Office – Official), siguiéndonos por Twitter@browardsheriff o inscribiéndose a nuestro programa CyberVisor.

Si tiene preguntas o comentarios para el Alguacil oprima aquí.

Office Of The Sheriff
Sheriff Monthly Message
Monthly Message Archives

Translate This Page: